lunes, 4 de abril de 2011

Inscripción automática y voto voluntario


...Hoy se aprobó en la Comisión de Constitución del Senado el proyecto de ley que regula la inscripción automática, modifica el Servicio Electoral y moderniza el sistema de votaciones. Asimismo, respaldó en votación dividida el proyecto de reforma constitucional sobre voto de los chilenos en el extranjero, que exige un vínculo para que los connacionales que viven en el exterior puedan sufragar... (emol.com).

¿Sirve realmente este proyecto para elevar la participación ciudadana?

¿Esconde algo este proyecto?

¿Nos favorece a todos o sólo a unos pocos este proyecto?

Se abre el debate y se reciben propuestas.. (sólo con firma responsable, anónimos acá no sirven)

4 comentarios:

óscar dijo...

pueder ser... o no... en las votaciones son las personas de derecha, de mayores recursos y con mayor escolaridad quienes votan con mas frecuencia... por lo tanto podría esperarse un desbalance a favor de estos estratos en un sistema de inscripcion automatica y voto voluntario. por otro lado, las predicciones electorales serían más volátiles ya que ante mejores programas, o situaciones contingentes (como le pasó a aznar con atocha) la elección podría cambiar de un día para otro si repentinamente aumentan quienes deciden ir a votar.
por otro lado, lo que no se dice: esta reforma es mínima mientras no se aborden al menos tres cosas que sí son centrales:
1) financiamiento de las campañas y partidos: esencial para un sistema democrático... por otro lado, ¿de dónde sale el dinero para pagar las campañas? evidentemente se pagan favores políticos, evidentemente hay plata del narcotráfico y de otros negocios ilegales, que desvirtuan el caracter democratico de la eleccion.
2) democratización del funcionamiento interno de los partidos, realización de primarias vinculantes, iniciativa popular de ley y fin del sistema binominal, limitación de la cantidad de veces que pueden ser reelectos alcaldes, diputados y senadores, elección popular de intendentes, gobernadores y consejeros regionales.
3) ley que regule el lobby, los conflictos de intereses a nivel nacional, local (municipalidades) y en el congreso, asi como el paso de ex funcionarios publicos al sector privado.
de la boca para afuera casi todos los honorables quieren mas democratizacion y regionalización... pero en realidad estan en contra, por ejemplo, de las elecciones a nivel de autoridades regionales porque tipos que llevan 20 o mas años en el cargo no quieren que se les meta un consejero regional electo, por ejemplo, a hacerles competencia.
es mi humilde opinion.

Gerardo Donoso dijo...

Esto funciona bajo el siguiente supuesto: Que existirá homogeneidad en la participación del votante.

Se da una situación en que los sabidos la plantean (entre otros segmentos). Se excluyen en la votación los grupos con alto ingreso y grupos medio-bao o simplemente bajo. Las razones son casi obvias. El primero llamará desde Cachagua a sus amigos y le preguntará "¿quién ganó?" el segundo esgrimirá "da lo mismo quien salga".

Entonces el voto será mucho más excluyente y segmentado.


L.E.

Luis Alfonso Robert Valdés dijo...

Estoy de acuerdo en lo que se ha expresado sobre el voto voluntario; pareciera 'democrático' apoyarle pero, a la larga será 'antidemocrático'. Ricardo Lagos en un escrito publicado en su página web, ha aducido razones similares para estar en su contra, las cuales comparto en su totalidad. En los países donde se ha aplicado el voto voluntario no ha conseguido los resultados esperados. Hay que evaluar muy bien los medios del fin que uno se propone, primeramente...

También apoyo toda reforma del regimen político que favorezca el desarrollo humano; quizás un avance hacia un semi-presidencialismo, donde cabe ubicar la iniciativa popular de ley, sería deseable, y elección popular de algunos de los cargos de gobierno regional, también.

Me parece que el Sistema Binominal debe reformarse en algunos de sus elementos, pero no del todo. En esto sigo a Longueira. Las razones, en mi parecer, las encuentro en que la democracia es buena siempre y cuando no sea un fin en sí mismo, porque la voluntad popular así como la pensó Rousseau puede convertirse en un mal antes que un bien, aunque suene bonito; el sistema binominal fue pensando para asegurar un mínimo, las bases de la institucionalidad, en favor del ejercicio libre de las funciones gubernativas, judiciales y legislativas de la Nación. Estas bases se encuentran en la parte dogmática de la Constitución Política Chilena (arts 1-8), que considero, por diversas razones que no se pueden expresar acá, un bien para Chile (familia, cuerpos intermedios, principio de subsidiariedad, etc.), por lo que no veo necesidad de reformarlas o cambiarlas, al contrario, mejorarselas e impulsarlas.

Gerardo Donoso dijo...

Y dado que es inminente que se apruebe la inscripción automática y voto voluntario... qué se puede hacer para que haya mayor participación de los que se verán más afectados?